Ayúdanos a crecer y convertirnos en mejor web!

El éxito y el Fracaso: dos impostores

Muchas veces no sabemos darle el exacto lugar en nuestra vida a los acontecimientos que se presentan como circunstancial éxito o rotundo fracaso. Los que consideramos “éxitos” nos estimulan y nos llenan de algarabía sean estos personalmente individuales o grupales. Una persona que se considera a sí mismo exitosa se presenta segura y exultante ante los demás sin percatarse que los éxitos pueden ser efímeros y desaparecer en pocos minutos.

éxito y fracaso

Vivimos pendientes de los éxitos y los fracasos  cotidianos y algunos de ellos son inconsistentes para los demás que tienen una visión distinta de la vida y tienen otra forma de evaluación de los acontecimientos que a cada instante se presentan en la vida.

Muchas personan suelen agobiarse con el solo hecho de que pierda un encuentro deportivo el club favorito y lo consideran un fracaso que los derrumba moralmente y toman este acontecimiento como parte de su propia derrota. Otras le dan la justa dimensión al hecho y ubican en el nivel exacto a los resultados deportivos  sabiendo que a veces se gana y a veces se pierde y que la alegría y la tristeza no puede depender del resultado de un encuentro.

El poeta británico Rudyard Kipling en un poema dirigido a su hijo hace una exacta descripción sobre los dos impostores que son el éxito y el fracaso: “Al éxito y al fracaso, esos dos impostores, trátalos siempre con la misma indiferencia.” y afirma que a cada uno hay que darle la exacta dimensión sin dejarse arrastrar por los éxitos ni apabullarse por los fracasos porque estos son pasajeros y no se quedan eternamente en nuestras vidas.

Por - Categoria General

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR