Ayúdanos a crecer y convertirnos en mejor web!

Sé que existo porque tú me lo dices

Sé que existo porque tú me lo dices. ¿Qué mejor boca que la tuya para hablar de lo que soy, de lo que he sido siendo siempre, de lo que ha empujado a mi alma a seguir navegando por esta ladera inmunda de secuaces acorralados? Porque tú me dices, cuando no hay nadie, quién soy. Pero también me lo dices cuando estamos rodeados de peligros.

Hay veces que me pierdo, que nos perdemos, que no sabemos qué hacemos aquí ni por qué nos han llamado a esa aleatoriedad que nos hace padecer tanto. Miramos por la ventana y el mundo se alarga. Cualquier camino es eterno para lo que nos queda de existencia, pensamos, como si tuviéramos encima un saco de piedras, la seguridad de que es imposible abandonar ese peso, como si fuéramos merecedores del mismo, como si de una manera o de otra no fuéramos capaces de dar un paso adelante, pero de pronto llega una voz y nos susurra con un secreto que puede ser eternamente para nosotros.

Se que exito

Esa voz es una caricia, es una intención inocente, es la fuerza de un titán como si alguien nos llevara a cuestas y nos creyéramos el mundo, capaces de hacerlo todo, de derrocarlo todo, de acabar con todo, de ser más que todo. Es la fuerza de la poesía formando un ejército. Es un ejército recitando poesía y haciéndose eterno. ¿Qué quedará de nosotros? ¿Qué duda nos cabe que no volvamos a ser verdaderamente nuestros y del mundo? Ya sólo nos queda mirar y decir que es cierto, que ya no ando perdido, porque tú me lo has dicho.

Porque si hay algo cierto en esto que somos es que sé existo porque tú me lo dices cuando necesito que me digas que te necesito.

Por - Categoria General

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR